• Urbanistika

Inicio de obras reafirma el buen momento del mercado de vivienda nueva

Actualizado: jun 4

uego de sufrir el año pasado el fuerte impacto de la pandemia, que afectó las ventas de forma importante en buena parte del año pasado, en 2021 el sector edificador vive un momento de recuperación en todos sus frentes que permite prever que será uno de los principales motores de la economía del país en un año también marcado por las intermitencias en la actividad económica, necesarias para contener el ritmo de expansión de la pandemia del covid-19.


En efecto, este año los indicadores a marzo no solo muestran los avances en cuanto a la recuperación del ritmo de ventas de unidades habitacionales, que estuvieron precedidos el año pasado por un crecimiento anual del 16,5 por ciento en el número de lanzamientos en el primer trimestre (antes de los confinamientos), sino que el despegue de las obras también tuvo un desempeño importante entre enero y marzo


Según datos de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), en el primer trimestre del 2021 se reportó la iniciación de 38.140 viviendas, cifra que además de implicar un incremento del 24,3 por ciento con respecto al período enero-marzo de 2020, representó el mejor registro trimestral de los últimos dos años.


De este total, el 65 por ciento –es decir, 24.789 iniciaciones– correspondió a unidades habitaciones de vivienda de interés social, lo cual tendrá un efecto positivo en cifras de empleo y de movilización de actividad económica durante el año, según la presidenta del gremio, Sandra Forero.



“El efecto de tracción que tiene esto sobre la economía es impresionante”, recalca la directiva al precisar que al activarse las máquinas, la logística y las manos a cargo de la construcción y terminación de cada proyecto, el sector está aportando 165.000 puestos de trabajo, de los cuales 69.000 son directos y 96.000 indirectos, y que representa que son hogares que pueden tener ingresos gracias a esta activación. Pero, adicionalmente, con este nuevo impulso que toman las iniciaciones de vivienda, Camacol estima que uno de cada dos sectores de la economía también se dinamiza, por los encadenamientos asociados a la compra de insumos y suministros, así como de servicios para atender las necesidades del renglón edificador. Se calcula que estas iniciaciones representan unos 4,2 billones de pesos en demanda de insumos y materiales de todo tipo, más allá del cemento, el acero, la arena, el concreto y el ladrillo, toda vez que en el comercio minorista también hay un efecto positivo en el comercio ferretero, por ejemplo. “Cuando hablamos de iniciar, decimos que nos pongamos en modo reactivación por el efecto que tiene sobre las cadenas y la economía”, agrega la directiva gremial.

Asimismo, otro indicador que se consolida en el sector constructor son los lanzamientos al mercado de nueva oferta de apartamentos y casas, debido a que su número llegó a 194.481 unidades lanzadas entre abril de 2020 y marzo de 2021, un 2,4 por ciento más que al corte del mismo período del año pasado y que representa 4.533 viviendas que entran a una oferta que se renueva. “Es una señal de confianza en el mercado. Hay confianza del comprador y de los empresarios de la construcción”, subraya Forero, quien, sin embargo, llama la atención porque si bien estos lanzamientos se vuelven ventas e iniciaciones futuras, es clave que sea sostenible en el mediano plazo.

De acuerdo con los datos del gremio, la oferta de VIS subió 40 por ciento en dos años y en el último año a febrero pasado sumó 146.353 unidades, es decir, el 75 por ciento del total que se lanzan, para un total de 54 por ciento de la oferta actual de vivienda en el país. Para la directiva, esta situación está reconociendo que Colombia es un país que requiere esta oferta en estos segmentos, toda vez que de los más de 13 millones de hogares, una cifra por encima de los 10 millones tiene ingresos hasta de 4 salarios mínimos mensuales. En cuanto al ritmo de ventas, en el primer trimestre el número llegó a 54.874 unidades, un 14 por ciento más que hace un año y mientras que la comercialización en Antioquia, Cundinamarca y Bogotá mantuvo el ritmo, en Valle y Atlántico hubo un comportamiento mejor que entre enero y marzo de 2020. Y una situación de incremento también se observó en regiones como Bolívar, Norte de Santander y Santander, mientras que en Magdalena, Risaralda y Tolima hubo correcciones a la baja. “En las regiones se está dando la reactivación en la construcción”, puntualizó la presidenta de Camacol, Sandra Forero, quien también destacó el descenso en los desistimientos por parte de los compradores, indicador que bajó al 9 por ciento en marzo, luego de treparse al 21 por ciento hace un año.

Monitoreo a demoras

Debido a los impactos de la crisis por el covid-19, que ha afectado la cadena de suministros en el mundo, el sector edificador en Colombia viene experimentando algunas dificultades para los cronogramas de entrega de algunas materiales claves, que eventualmente pueden afectar el ritmo de obra y la rentabilidad de los proyectos. La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) considera que si bien es complejo saber cuándo va a terminar la situación global, se espera que se estabilice en los próximos meses, aunque un factor para tener en cuenta son las obras de infraestructura, que pueden generar presiones de demanda en algunos materiales. Actualmente hay unas 275.000 unidades de vivienda prevendidas que no han iniciado obra y que no podrán modificar su precio, por lo cual los constructores tendrán que buscar eficiencias a la hora de ejecutar los proyectos. Esta situación no se puede trasladar a los compradores de vivienda social porque, por ley, el tope de precios se ajusta cada cuatro años mientras que en proyectos No VIS la situación no se está presentando y se espera que la presión de demanda de los insumos se estabilice.

FUENTE

https://www.eltiempo.com/economia/sectores/vivienda-en-colombia-reactivacion-en-el-sector-por-inicio-de-obras-585471



28 vistas0 comentarios